logo-Movil

Texto grande

Texto Pequeño

Blanco y Negro

Eliminar Todos

Ver/Ocultar Indicadores

Variación total casos policiales

2,2%

2017-2018
Total nacional
Carabineros de Chile

Variación ingresos por delitos contra las personas (penal)

1,9%

2017-2018
Total nacional
Informe anual de justicia

Variación términos por delitos contra las personas (penal)

0,5%

2017-2018
Total nacional
Informe anual de justicia

Cifra negra del delito

64,9%

2018
Nacional urbano
Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana

Percepción de aumento de la delincuencia en el país

76,8%

2018
Nacional urbano
Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana

Carabineros

En esta sección Ud. encontrará información anual de estadísticas policiales que presenta cifras de aprehendidos, denuncias recibidas, accidentes registrados en el tránsito y accidentados, tanto en vía pública como en ferroviaria para el año de referencia.

Seleccione un elemento para navegar
 Anterior

Seleccione una categoría para mostrar archivos

Noticias Relacionadas

Comunicado de Prensa

Feb 17, 2020, 12:00 PM Por Claudia Castro
17 febrero 2020

Respecto al cálculo del Índice de Precios al Consumidor correspondiente al mes de enero de 2020, informado el viernes 7 de febrero, y a la rectificación en la variación del precio del producto electricidad durante el mismo mes, publicado en su canal oficial el 12 de febrero, el INE se hace un deber señalar lo siguiente:

El Índice de Precios al Consumidor es un indicador que se construye luego de medir la variación de aproximadamente 150.000 precios, cuyo valor es registrado mensualmente en su fuente, con la excepción de veinte productos, cuya variación se determina luego de una serie de cálculos especiales que contemplan los diversos factores o condiciones que componen finalmente un precio. Uno de estos productos es la electricidad.

Para determinar la variación en el costo de la electricidad, se construyen cuentas de luz tipo, que estiman al valor que un hogar debe pagar por ese servicio en base a un conjunto de partidas complementarias y obligatorias. Considerando que las empresas proveedoras de estos servicios tienen diferentes políticas de cobro para sus clientes, se pondera la participación de sus cuentas en el indicador según el peso relativo de cada actor en el mercado. Para construir estos ponderadores se realizan encuestas estructurales a estas empresas, y se utilizan fuentes alternativas, tales como los registros administrativos. Dado esto, y siguiendo los lineamientos internacionales, las ponderaciones se recalculan el mes de enero de cada año, con el objetivo de considerar las participaciones de mercado actualizadas de cada empresa partícipe.

El proceso anual de actualización de ponderadores de electricidad comienza el mes de septiembre de cada año, contemplando información obtenida de tres fuentes: la Encuesta de Presupuestos Familiares, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, y la Comisión Nacional de Energía.

De esta manera, entre el 10 de diciembre de 2019 y el 23 de enero de 2020 fueron calculados los ponderadores finales para el producto electricidad. El 29 de enero fueron enviados estos ponderadores a los diferentes especialistas que participan en el cálculo del precio, entre ellos las empresas informantes, para su verificación.

El 3 de febrero se enviaron para carga al sistema informático los ponderadores de los productos con cálculos especiales de la División 4 (Vivienda y Servicios Básicos), dentro de los cuales se encuentra la Electricidad. En este caso la carga al sistema se realizó por parte del Departamento de Precios de la Subdirección Técnica del INE, proceso en el cual el estadístico responsable redondeó los ponderadores a cinco decimales, según dispone la metodología establecida, para luego ingresarlo como vector al cálculo del IPC.

El 5 de febrero se realizó el cálculo del IPC. Una vez finalizado, se realizaron todos los procesos de control establecidos, los que contemplan la revisión de los cálculos para los productos que muestran variaciones atípicas. En esta oportunidad y dada la volatilidad que suele presentar, se revisaron en detalle los cálculos para el producto Paquete Turístico, que mostraba una variación de 52,4% en doce meses y 10,4% en el mes, realizándose todos los análisis necesarios para excluir la posibilidad de una anomalía en ese registro.

Posteriormente, se procedió al cálculo final del IPC, y dado que este no arrojó para los distintos productos del índice variaciones que fueran atípicas o outliers, se procedió a generar el boletín y los tabulados correspondientes, los cuales fueron publicados el día viernes 7 de febrero.

El lunes 10 de febrero, el Departamento de Estadísticas de Precios inició una verificación revisando las variaciones ingresadas y recalculando el producto electricidad.

Aun cuando existía una explicación plausible para la variación de 3% en el precio de la electricidad en el mes de enero, dado que las empresas habían informado aumentos en los precios de arriendos de medidores en distintas regiones que promediaban 4,6%, una vez descartada la presencia de errores en el algoritmo de cálculo, el equipo continuó investigando, con la intención de revisar hasta el nivel más bajo los cálculos efectuados. En este ejercicio, se revisaron las etapas iniciales del proceso, y se identificó que uno de los ponderadores ingresados al sistema, que, como antes se dijo, se actualiza una vez al año en el mes de enero, el redondeo a cinco decimales era impreciso. Como consecuencia de ello, se determinó que el desajuste en la variación del precio de la electricidad no guardaba relación con los precios informados ni con el algoritmo de cálculo, sino con el ponderador de participación de una empresa en una comuna con una incidencia significativa en el cálculo final.

No obstante lo anterior, y luego de recalcular el indicador con la información actualizada, se confirmó que la variación del IPC para el mes de enero de 2020 no se vio afectada a un decimal por esta imprecisión, manteniéndose en 0,6%.

La detección de lo ocurrido es el producto de nuevos procedimientos, establecidos luego de desarrollos que comenzaron en mayo de 2019 por parte de los equipos de IPC del INE, que buscan perfeccionar y reforzar las metodologías de producción del IPC, con el objeto de identificar riesgos que puedan afectar el cálculo final del índice. En este sentido, son precisamente estas nuevas herramientas las que han permitido identificar situaciones que, en tiempos pasados, habrían sido imposibles de visualizar.

Entre estas medidas, implementadas y en desarrollo, destacan la réplica del cálculo del IPC desde los microdatos, la priorización y aceleración de las tareas de automatización de todos los cálculos especiales, la revisión completa del procedimiento de ponderación de los cálculos especiales, la inclusión de las actividades de cálculos especiales en la documentación del proceso de cálculo del IPC en base a GSBPM, la generación de revisiones cruzadas para todos los cálculos especiales, y el trabajo en la generación de un sistema único de precios que incluya los cálculos especiales.

Estas medidas se suman a las que se comenzaron a implementar durante 2019 con la nueva estructura organizacional, tendientes a perfeccionar los procesos de producción estadística, y al establecimiento de controles cruzados internos, los que junto a la implementación de estándares estadísticos internacionales buscan asegurar la calidad de las estadísticas que produce la institución.

Detrás de todo lo realizado en este tiempo en la institución hay un objetivo: elevar la calidad metodológica y un compromiso: la total transparencia, asumiendo los costos que eso pueda tener.

Instituto Nacional de Estadísticas