logo-Movil

Texto grande

Texto Pequeño

Blanco y Negro

Eliminar Todos

Las dificultades de censar en zonas aisladas de Chaitén a las que sólo se puede acceder por mar

Jul 19, 2021, 21:19 PM
Sadrac Sánchez,  Chaitén Lancha Sadrac Sánchez, recolector de Chaitén
Sadrac Sánchez, de Chaitén, organizó su ruta censal contactando previamente a los productores conocidos para anunciar su visita y acordar su alojamiento.

Nacido y criado en Chaitén, donde vive y trabaja en el campo de su familia, Sadrac Sánchez Núñez (31 años, técnico agropecuario) fue el recolector encargado de integrar al Censo Agropecuario y Forestal a los productores agropecuarios de zonas aisladas y de difícil acceso en la comuna de Chaitén, Región de Los Lagos. Le asignaron el sector censal de Islas Desertores, integrado por las 6 islas más orientales del Archipiélago de Chiloé, la Península de Ayacara al noreste de Chaitén, y el sector costero de la comuna, todos territorios a los que se accede por mar. Por lo mismo la única alternativa para censar en ese sector es con una embarcación. Hasta la península de Ayacara son cuatro horas de navegación, siendo similar el tiempo para llegar a Islas Desertores, y para adentrarse en el sector costero de la comuna.

Sadrac Sánchez cuenta con una ventaja y es que conoce el territorio y a varios de los productores que viven en sus campos en condiciones de aislamiento, porque entre 2013 y 2017 trabajó en el programa Prodesal de la Municipalidad de Chaitén. Así que organizó su ruta censal contactando previamente a los productores conocidos para anunciar su visita y acordar su alojamiento. Las distancias, lo difícil de los accesos y el clima en la zona, hacían inviable volver a Chaitén al término de cada jornada censal. “Por lo mismo el Coordinador de Área Censal (COAC) en la zona contrató a un lanchero para poder llegar a los lugares. Con él recorrimos las seis islas Desertores. Se quedaba en la lancha, mientras yo recorría las islas caminando, ya que en éstas no hay vehículos, y me quedaba a alojar donde conocidos”, explica Sadrac. Hacer el levantamiento censal de los productores en las islas Desertores le tomó 18 días, después de lo cual retornó a Chaitén para sincronizar con el servidor la información recolectada mediante la tablet. “En las islas no existe la infraestructura de telecomunicaciones que me permitiera hacerlo, por lo que la única opción era volver a Chaitén”, señala. “En las islas hay principalmente huertos y los productores esperan ser censados, ya que eso los hace sentir que son tomados en cuenta”. Sadrac explica que el aislamiento de esas personas es muy grande. Cuentan con una lancha de recorrido que recorre las islas una vez al mes, que es su única posibilidad de entrar y salir, salvo para los que cuentan con embarcación propia. Pero con mal tiempo, que en el invierno en la zona es frecuente, se suspende ese servicio de transporte.

El ser una cara conocida contribuyó a que los productores lo recibieran sin desconfianza y sin temor a eventuales riesgos sanitarios por la pandemia.

Después de un par de días en Chaitén donde respaldó la información recolectada con la tablet y aprovechó de reunirse con su supervisor y COAC para planificar el trabajo y resolver problemas, ya que generalmente no podía asistir a las reuniones periódicas con el equipo, por estar censando fuera, organizó la recolección censal en la península de Ayacara, donde hay principalmente crianceros de vacunos y ovinos.  Esta cuenta con un solo camino por el lado sur, pero el resto del territorio hay que llegar a los productores que están en la costa por mar y después a pie. Aquí nuevamente acudió a conocidos para alojar, censando a los productores de la península también en 18 días.

“En Ayacara uno se encuentra con sectores en que hay campos sin trabajar, o personas reacias a responder porque hay problemas con los títulos de dominio o disputas por terrenos entre los descendientes de los agricultores que llegaron a trabajar las tierras. Uno les explica que el Censo se levanta independiente de la tenencia de la tierra”, señala Sadrac. A los productores les recalcó que es importante entregar información verídica al Censo, ya que es sobre la base de ésta que los servicios públicos definen sus políticas de apoyo a los agricultores en las diferentes regiones. Y por lo tanto es en interés de todos que esas políticas se fundamenten en información de calidad, como la que se obtiene del Censo Agropecuario.

Sadrac Sánchez calcula que ha encuestado a más de 200 productores en los tres meses en que ha durado el levantamiento en terreno. Una vez que finalizó con los primeros sectores asignados, le encargaron censar a los productores en los sectores costeros de la comuna, que son accesibles sólo por mar. “Existe una barcaza que hace el recorrido, pero que entra una vez al mes, y hay que esperar 8 días para poder salir, por lo que no se puede censar utilizando los servicios de transporte existentes. El lanchero se quedó para que pudiéramos recolectar también los cuestionarios censales en ese sector”.

Para este técnico agropecuario del Liceo Agrícola de la Patagonia en Coyhaique lo más complejo del levantamiento del Censo en los sectores que tuvo asignados, es el acceso a ellos, ya que no sólo están muy aislados, sino que además el que se pueda llegar a ellos depende de contar con una embarcación adecuada y del clima, que en la región es de mucha lluvia y vientos. Con mal tiempo no hay ninguna posibilidad de llegar hasta ellos.

Aún así, lo que más le gustó de la experiencia de ser recolector del censo, es “la posibilidad de conocer mejor el territorio, conocer nueva gente, mi zona, mi tierra y hasta dónde se puede llegar. Me gusta conocer mejor a mi país.” Así mismo está agradecido y contento con el trabajo hecho y con la oportunidad que se le dio de ser parte del VIII Censo Agropecuario y Forestal. “Uno siente un compromiso muy grande con la gente que trabaja su tierra en esos lugares tan alejados, y quiere que su realidad también forme parte de los resultados del Censo”, concluye Sadrac, quien vuelve a trabajar al campo de su familia, una vez finalizado el levantamiento.

Instituto Nacional de Estadísticas