logo-Movil

Texto grande

Texto Pequeño

Blanco y Negro

Eliminar Todos

El desafió de censar entre mar y altiplano a productores agrícolas de la Comuna de Camarones en la Región de Arica

Jun 7, 2021, 10:26 AM
4_Instagram Arica
El recolector censal Héctor Contreras, debido a las grandes distancias que caracterizan a la comuna, arrendaba piezas en casas de lugareños para quedarse en las localidades durante la semana y poder abarcar a más productores.

Como recolector del Censo Agropecuario y Forestal en la Región de Arica y Parinacota, Héctor Contreras (geógrafo, 25 años) fue asignado al levantamiento censal en la comuna de Camarones, con un territorio de casi 4 mil kms2, cerca de 1.300 habitantes y una densidad cercana a los 3 habitantes por kilómetro cuadrado.

Apenas Hector se integró al equipo, participó en las jornadas de capacitación, donde conoció en detalle el cuestionario censal, se preparó para poder dar respuesta a las consultas de los productores, cómo proceder en las diferentes instancias del proceso censal, sus protocolos operativos, el manejo de la tablet y el uso de las herramientas y mapas contenidos en ésta para la ubicación geográfica en terreno.

Su lugar de residencia habitual es Arica, pero el sábado previo a comenzar el levantamiento, Héctor Contreras se dirigió al pueblo de Camarones, de 150 habitantes, para preguntar por alternativas de alojamiento. Pensó que, dadas las distancias en la comuna, iba a ser más eficiente si no tenía que ir y volver todos los días a Arica. Como en Camarones no hay infraestructura hotelera, fue casa por casa preguntando quién le podía arrendar una pieza por una semana. Antes de regresar ya tenía pactado su alojamiento y un lugar donde poder tomar desayuno y almorzar. “Fue bueno quedarme en los pueblos porque, si bien al principio la gente desconfía, cuando uno se queda en la casa de uno de ellos, uno se transforma en un vecino más, y los productores te reciben de otra manera”, señala.

Así, diariamente salía en su auto a recorrer y censar a los productores en los alrededores y, cuando finalizaba de levantar el sector, se trasladaba a otro pueblo y censaba los alrededores, siempre alojando en casas de residentes de cada una de las localidades. “Fue ocurriendo que cada persona donde me alojaba tenía parientes en otros pueblos de la comuna, entonces me iban recomendando a dónde ir y con quién quedarme. También me iban diciendo dónde hay actividad agrícola en el sector lo que me sirvió como complemento para mi planificación”, explica Héctor.

La principal dificultad en el levantamiento censal fue llegar a predios donde no se encontraban sus productores o informantes idóneos, ya que hay sectores en que no hay telecomunicaciones. “Había veces que llegaba y no encontraba a nadie, por lo cual dejaba un volante de productor ausente con los datos y teléfono, para que me contacten. Pero los agricultores pueden llamar solo cuando llegan a zonas donde funcionan los celulares, esto era complicado”. Héctor relata que a varios productores de Camarones terminó encuestándolos en Arica porque, debido a las cuarentenas, los agricultores bajan a la ciudad a pasar el confinamiento con sus familias.

En el altiplano no hay caminos, pero viven productores agropecuarios. Le habían hablado de una familia que tenía “como 600 ovejas”. Tuvo que caminar cinco kilómetros para llegar, para encontrarse con que no había nadie, tampoco ovejas. Le dejó el volante de productor ausente donde señalaba su teléfono y, al fin, el productor se comunicó con él, y terminó encuestándolo en Arica. Esto fue muy gratificante para él. También detrás del Volcán Parinacota y del Lago Chungará, en Paracuhalla, viven productores de llamas y alpacas, que había que censar. “En ese sector estuve tres días y dos noches, pero llevé de todo arriba del auto por las distancias y porque no sabía con qué me iba a encontrar, ni si me iba a poder quedar en alguna casa” relató Héctor Contreras. Los viernes trataba de bajar a Arica para las reuniones y la programación de la semana siguiente.  En varias ocasiones las reuniones con su supervisor se realizaron en localidades de la comuna como Codta, por lo que planificaba el levantamiento de los productores que se encontraban en los alrededores.

Para Héctor, ser recolector del Censo Agropecuario y Forestal ha sido la primera experiencia de trabajo formal después de egresar en diciembre de 2020 de la carrera de Geografía en la Universidad de Tarapacá y titularse en enero de 2021. “Lo que más valoro aparte de haber podido cumplir con el levantamiento, es haber conocido a la gente de Camarones. Conocí a casi todos los de la comuna. Trabajar en terreno en contacto directo con la gente fue lo mejor de la experiencia”.

Instituto Nacional de Estadísticas