flat taxonomy: prensa
19fa1fea-683e-6161-8024-ff000098b759

Aug 10, 2017, 19:23 PM Por Claudia Castro
Instituto Nacional de Estadísticas (INE) efectuó por primera vez un seminario sobre la materia, en el que presentó los avances que está desarrollando, entre los cuales destaca la futura elaboración de indicadores sobre informalidad laboral.

Con la presencia de destacados expositores nacionales e internacionales y más de un centenar de personas, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y el Consejo de la Sociedad Civil del organismo efectuaron este jueves 10 de agosto en la Universidad Santo Tomás el seminario “Estadísticas del Trabajo: nuevos desafíos para su medición y análisis”. La instancia tuvo como objetivo reflexionar, con un enfoque ciudadano, acerca de cómo mejorar la medición de las estadísticas del trabajo, así como explicar los avances que el INE está desarrollando en la materia.

En ese marco, David Glejberman, asesor regional de la OIT en indicadores de trabajo decente; David Niculcar, jefe del Departamento de Estudios Laborales del INE, y Benjamín Saez, investigador de la Fundación Sol compartieron visiones acerca de las estadísticas de informalidad laboral, entregando  una mirada complementaria a la calidad de las ocupaciones en el país.

Al respecto, David Glejberman sostuvo que la informalidad laboral no es solo un problema para las empresas y trabajadores, sino también para la sociedad, precisando que uno de los grupos más golpeados por la informalidad en América Latina son los jóvenes.

David Niculcar, en tanto, se refirió a los nuevos alcances y desafíos de la medición de los nuevos indicadores de informalidad laboral en los que el INE está actualmente trabajando y que permitirán mejorar el análisis y seguimiento del mercado laboral. Esto, a través de la incorporación de un set de ocho nuevas preguntas a la Encuesta Nacional de Empleo (ENE).

Con esta medición, explicó Niculcar, será posible conocer qué regiones tienen una tasa de ocupación informal por sobre el promedio nacional, así como obtener un análisis por grupo ocupacional, por rama económica, nivel educacional, sexo y horas trabajadas, entre otras. A lo anterior se sumará la caracterización de los ingresos y las brechas entre una ocupación formal e informal.

Benjamín Sáez, en tanto, destacó que la economía informal no puede considerarse un fenómeno temporal o marginal, argumentando que los tipos de empleos informales pueden darse incluso en sectores más modernos de la economía.

El segundo panel de la jornada tuvo como expositores a la directora nacional del INE, Ximena Clark; al director del Centro de Microdatos del Departamento de Economía de la Universidad de Chile, Jaime Ruiz-Tagle, y al Director Alterno de Clapes UC, Rodrigo Cerda, quienes abordaron las perspectivas de futuro de las estadísticas del trabajo.

En su intervención, Ximena Clark planteó que la Encuesta Nacional de Empleo –que levanta el INE-  ha incorporado las más recientes recomendaciones que ha establecido la OIT en su última Conferencia sobre Estadísticas del Trabajo de 2013.

En ese sentido, anunció que en enero del próximo año, además de incorporar las estadísticas de informalidad laboral, el INE trabajará nuevos indicadores complementarios, relacionados con el ámbito de la subutilización.

En su análisis, Jaime Ruiz-Tagle mencionó que la participación laboral de las mujeres llegó a su techo y que el empleo a jornada parcial debiera tender a aumentar. Agregó que la proporción de trabajadores por cuenta propia es relativamente alta y la formalidad, baja, a lo que se suma una desigualdad creciente de ingresos, con alta brecha salarial de género, y una migración creciente. Al respecto, sostuvo que el uso de los datos administrativos aportaría a un mejor análisis del mercado laboral.

En tanto, Rodrigo Cerda planteó la necesidad de analizar, a futuro, nuevos y distintos indicadores complementarios, como la subutilización. 

 

Destacados expertos reflexionaron sobre cómo mejorar la medición y el análisis de las estadísticas del trabajo

Por Claudia Castro | Aug 10, 2017
Instituto Nacional de Estadísticas (INE) efectuó por primera vez un seminario sobre la materia, en el que presentó los avances que está desarrollando, entre los cuales destaca la futura elaboración de indicadores sobre informalidad laboral.

Con la presencia de destacados expositores nacionales e internacionales y más de un centenar de personas, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y el Consejo de la Sociedad Civil del organismo efectuaron este jueves 10 de agosto en la Universidad Santo Tomás el seminario “Estadísticas del Trabajo: nuevos desafíos para su medición y análisis”. La instancia tuvo como objetivo reflexionar, con un enfoque ciudadano, acerca de cómo mejorar la medición de las estadísticas del trabajo, así como explicar los avances que el INE está desarrollando en la materia.

En ese marco, David Glejberman, asesor regional de la OIT en indicadores de trabajo decente; David Niculcar, jefe del Departamento de Estudios Laborales del INE, y Benjamín Saez, investigador de la Fundación Sol compartieron visiones acerca de las estadísticas de informalidad laboral, entregando  una mirada complementaria a la calidad de las ocupaciones en el país.

Al respecto, David Glejberman sostuvo que la informalidad laboral no es solo un problema para las empresas y trabajadores, sino también para la sociedad, precisando que uno de los grupos más golpeados por la informalidad en América Latina son los jóvenes.

David Niculcar, en tanto, se refirió a los nuevos alcances y desafíos de la medición de los nuevos indicadores de informalidad laboral en los que el INE está actualmente trabajando y que permitirán mejorar el análisis y seguimiento del mercado laboral. Esto, a través de la incorporación de un set de ocho nuevas preguntas a la Encuesta Nacional de Empleo (ENE).

Con esta medición, explicó Niculcar, será posible conocer qué regiones tienen una tasa de ocupación informal por sobre el promedio nacional, así como obtener un análisis por grupo ocupacional, por rama económica, nivel educacional, sexo y horas trabajadas, entre otras. A lo anterior se sumará la caracterización de los ingresos y las brechas entre una ocupación formal e informal.

Benjamín Sáez, en tanto, destacó que la economía informal no puede considerarse un fenómeno temporal o marginal, argumentando que los tipos de empleos informales pueden darse incluso en sectores más modernos de la economía.

El segundo panel de la jornada tuvo como expositores a la directora nacional del INE, Ximena Clark; al director del Centro de Microdatos del Departamento de Economía de la Universidad de Chile, Jaime Ruiz-Tagle, y al Director Alterno de Clapes UC, Rodrigo Cerda, quienes abordaron las perspectivas de futuro de las estadísticas del trabajo.

En su intervención, Ximena Clark planteó que la Encuesta Nacional de Empleo –que levanta el INE-  ha incorporado las más recientes recomendaciones que ha establecido la OIT en su última Conferencia sobre Estadísticas del Trabajo de 2013.

En ese sentido, anunció que en enero del próximo año, además de incorporar las estadísticas de informalidad laboral, el INE trabajará nuevos indicadores complementarios, relacionados con el ámbito de la subutilización.

En su análisis, Jaime Ruiz-Tagle mencionó que la participación laboral de las mujeres llegó a su techo y que el empleo a jornada parcial debiera tender a aumentar. Agregó que la proporción de trabajadores por cuenta propia es relativamente alta y la formalidad, baja, a lo que se suma una desigualdad creciente de ingresos, con alta brecha salarial de género, y una migración creciente. Al respecto, sostuvo que el uso de los datos administrativos aportaría a un mejor análisis del mercado laboral.

En tanto, Rodrigo Cerda planteó la necesidad de analizar, a futuro, nuevos y distintos indicadores complementarios, como la subutilización. 

 

2 comentarios

Dejar un comentario
  1. jose | Oct 07, 2017
    Http://www.construccionchile.cl
  2. jose | Oct 07, 2017

    www.construccionchile.cl

    Dejar un comentario